Posteado por: Cristóbal Alamo Pérez | febrero 4, 2012

A 50 años del bloqueo yanqui, Cuba resiste

Siete de cada diez cubanos, desde antes de nacer han sufrido el bloqueo económico, financiero y comercial impuesto por el gobierno de Estados Unidos, el tres de febrero de 1962.
El resto de los más de 11 millones de residentes en la isla, han enfrentado durante medio siglo los efectos de una política demencial que recibe el rechazo de todo el planeta.
Tal vez, los que engendraron esas medidas, que lejos de eliminarse se han fortalecido a lo largo de 10 administraciones, creyeron que bastarían unos meses para hacer realidad el memorando del Gobierno de los Estados Unidos del 6 de abril de 1960 “provocar el desengaño y el desaliento mediante la insatisfacción económica y la penuria […] debilitar la vida económica negándole a Cuba dinero y suministros con el fin de reducir los salarios nominales y reales, provocar hambre, desesperación y el derrocamiento del gobierno”.
Ese documento dirigido al entonces presidente Dwight D. Eisenhower parece inspirado en la Reconcentración aplicada por el Capitán General Valeriano Weyler a finales de la Guerra de Independencia, que provocó la muerte por hambre, enfermedades y penurias a decenas de miles de civiles cubanos, en un vano intento de restarle apoyo al Ejercito Mambí.
En pleno siglo XX y a la vista de todo el planeta la nación más poderosa del planeta, intenta incluso obligar a otros gobiernos a sumarse a su crimen, y llega a aprobar leyes como le Hens Burton que internacionaliza sus medidas castigando a entidades extranjeras por negociar con Cuba.
La influencia y el poder económico de la mafia terrorista anticubana radicada en Miami, que domina la política exterior de EEUU hacia Cuba, logra incluso que la administración de turno, enfrente sin variar su decisión, las 20 votaciones condenando el bloqueo, que se han desarrolado en la Asamblea General de la ONU desde 1992.
Baste señalar que en la ultima ocurrida en el 2011, 186 apoyaron la resolución cubana de condena, cuatro se abstuvieron y solo Estados Unidos y su fiel socio Israel votaron en contra.
La larga y triste historia de las genocidas consecuencias del bloqueo, establece entre otras impedir hasta la llegada de medicamentos y equipos sanitarios a la isla, incluido para niños aquejados de cáncer y otras patologías agravando sus sufrimientos o prolongando el periodo de atención.
Pero no solo el bloqueo perjudica a los cubanos, también afecta a los norteamericanos, eso lo sabía el presidente John F. Kennedy, de quien se dice pidió a uno de sus más cercano colaborador le comprara tabacos cubanos, unos días antes de firmar las disposiciones que imponían las sanciones contra la isla del Caribe.
Agricultores y comerciantes norteamericanos se ven impedidos de negociar mutuamente con Cuba, enfermos de cáncer de ese país están imposibilitados de disponer de medicamentos únicos en el Mundo fabricados en la isla, y ahora las compañías petroleras de ese país, observan impotentes como europeos, latinoamericanos y asiáticos negocian la búsqueda del energético en las aguas de la zona económica perteneciente a Cuba, cercanas a Estados Unidos.

Los cubanos que han vivido toda o gran parte de su vida enfrentando el criminal bloqueo yanqui, están confiados que más temprano que tarde será eliminado por la resistencia, tenacidad e inteligencia de un pueblo que no se deja doblegar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: