Posteado por: Cristóbal Alamo Pérez | septiembre 11, 2012

La injusticia perdura en Estados Unidos

El 12 de septiembre de 1998, cinco cubanos luchadores contra, fueron detenidos por el FBI, en Miami, cuartel general de las acciones violentas contra Cuba desde enero de 1959..
Desde el mismo momento de su arresto sufrieron aislamientos, condiciones carcelarias degradantes y antihumanos, en un intento de doblegar su voluntad y principios y convertirlos en traidores a su patria.
Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Fernando González, Antonio Guerrero y René González fueron acusados del nebuloso cargo de conspiración para cometer espionaje.
El gobierno de Estados Unidos nunca los acusó de espionaje real, ni afirmó que hubiera ocurrido espionaje real ya que no les fue incautado ningún documento clasificado.
Aun que con argumentos la defensa, objeto a Miami como sede del juicio, finalmente se impuso el deseo del gobierno de Estados Unidos y en esa ciudad donde la mafia terroris5ta de cubana, domina política y económicamente el caso se ventilo allí
El juicio duró más de seis meses, convirtiéndose en el más largo en Estados Unidos hasta ese momento. Más de 119 volúmenes de testimonios y 20 000 páginas de documentos fueron compilados, incluyendo el testimonio de tres generales retirados del ejército y un almirante retirado, quienes coincidieron en que no existía evidencia de espionaje.
Aunque la fiscalía no pudo probar ninguna de sus acusaciones contra los antiterroristas cubanos, el jurado los encontró culpable y la jueza impuso severas condenas.
Desde entonces Gerardo Hernández Nordelo cumple una sanción de dos cadenas perpetuas, más 15 años de prisión, Ramón Labañino una cadena perpetua, más 19 años de encierro, Antonio Guerrero, una cadena perpetua más 10 años de prisión, Fernando González, 19 años de condena y René González, Sehwerert, 15 de prisión.
Tras una apelación de esas condenas y un largo esperar se le ordenó a la jueza resentenciar a los condenados y finalmente les impuso a Ramón Labañino la también injusta condena de 30 años de encierro, a Antonio Guerrero, 21 años y 10 meses, y a Fernando Gonzalez, 17 años y nueve meses.
Ratificó además las dos cadenas perpetuas a Gerardo Hérnandez y los 15 años a Rene Gonzalez.
A ello se suma que las esposas de Rene y Gerardo han sido durante todos estos años impedidas de visitar a sus esposos y Rene Gónzalez sufre ahora una condena de tres años de libertad supervisada que le impide retornar al seno de su familia en Cuba.
El gobierno de Estados Unidos que ha manipulado las evidencias a ocultado datos y elementos que pueden demostrar la inocencia de los acusados, ha tenido oídos sordos al reclamo de instituciones, incluso del sistema de Naciones Unidas, y de personalidades de gran prestigio internacional incluidos premios Nobel y juristas de reconocada valia, y mantiene encarcelados a los cinco cubanos, como acción de venganza contra la Revolución cubana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: