Posteado por: Cristóbal Alamo Pérez | diciembre 23, 2012

Fuerzas del Che liberan Sancti Spíritus

“Si te parece llegas a Sancti Spíritus, le tiras unos tiritos al cuartel y luego te retiras”, le dijo el Comandante Ernesto Che Guevara al entonces capitán Armando Acosta, quien contaba con menos de 50 combatientes para atacar una ciudad defendida por más de 400 soldados de la tiranía.

Según relatos de ese espirituano, quien integró desde la Sierra Maestra la columna invasora Ciro Redondo, la antigua villa fue liberada por sus propios pobladores, quienes apoyaron al reducido grupo de barbudos en aquel empeño materializado el 23 de diciembre de 1958. La ofensiva rebelde llegaba hasta los cercanos poblados de Guayos y Cabaiguán y para evitar refuerzos desde Sancti Spíritus hacia esos sitios el capitán rebelde destruye el puente de La Trinchera, en la Carretera Central.

Acosta cumple lo ordenado por el Che: el 22 tirotea la cárcel, la jefatura de policía ubicada junto a la Alcaldía y el edificio de la Colonia Española, donde se apostaba el enemigo. La población apoya a los barbudos, la oscuridad de la noche hace creer al jefe batistiano que son miles los atacantes, lo que junto a su conocimiento sobre cerco y toma de otros asentamientos poblacionales de la zona, lo amilanan.

Un refuerzo de la escuela guerrillera de Caballete de Casas, con armas ocupadas en las poblaciones liberadas, llega a la ciudad, mientras un pequeño grupo de rebeldes rinde la estación de policía y con el armamento conquistado se equipa a milicianos locales.

Solo queda el cuartel resistiendo, el asedio aumenta, la aviación enemiga hostiga y sobre las cinco de la tarde del 23 de diciembre, mientras una avioneta bombardea, la guarnición batistiana huye hacia Jatibonico, distante 30 kilómetros al este. Sancti Spíritus, la cuarta villa cubana es territorio libre, la sangre del mártir local Antonio Rodríguez abona la semilla de la libertad de la ciudad y contribuye a la victoria del primero de enero.

En Placetas el Che conoce por el propio Acosta de la toma de Sancti Spíritus y con su fino e irónico humor pregunta “qué aldea es esa”. Catorce días después de liberada, los espirituanos jubilosos recibirían a la Caravana de la Libertad, encabezada por el Comandante en Jefe Fidel Castro, quien aquella fría madrugada del seis de enero habló por vez primera a la población reunida en el parque local.

Más de medio siglo después, la villa del Yayabo es la capital provincial y allí se unen valores patrimoniales como el puente sobre el río Yayabo, la Iglesia Parroquial Mayor y el Teatro Principal, cercanos a los modernos repartos, residenciales edificados por la Revolución.

Lejanos aquellos días del Hospital y la Casa de Socorros, carentes de los recursos mínimos para atender a los pobres, mientras cuatro clínicas privadas exigían el pago para salvaguardar la salud.

La red asistencial desarrollada en estos 50 años dispone de cinco policlínicos, un hospital rural y los consultorios del medico de la familia, a lo que se unen los hospitales provinciales Clínico-quirúrgico-obstétrico, el Pediátrico y el de Rehabilitación, este ultimo unico de su tipo fuera de la capital cubana.

Con orgullo muestra su Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, con sobresalientes aportes a la agricultura y la salud pública y un moderno y funcional Centro Meteorológico territorial.

Como les ordenó al caer en combate frente a los colonialistas españoles el Mayor General Serafín Sánchez Valdivia, los espirituanos siguen la marcha para edificar su propio futuro.

 Cristóbal Alamo Pérez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: