Posteado por: Cristóbal Alamo Pérez | diciembre 13, 2013

Fomento: Inicio de la ofensiva rebelde en Las Villas

chec    Los pobladores de Fomento, en la actual provincia de Sancti Spíritus, ignoraban que aquel amanecer frío y de llovizna del 16 de diciembre de 1958 significaba el inicio de la libertad y de la ofensiva rebelde en la entonces provincia de Las Villas.
El silencio habitual de la madrugada de ese martes fue roto por las pisadas de las botas y la conversación entre los hombres, algo inusual dado que casi a diario las tropas rebeldes incursionaban durante la noche, pero al amanecer se retiraban hacia el lomerío.
Al abrir sus casas, los pueblerinos comprobaron la presencia guerrillera, dirigida personalmente por el Comandante Ernesto Che Guevara, quien dispuso tomar los reductos de la tiranía para comenzar su plan de ocupar Santa Clara, la entonces capital provincial.
Desde el antiguo central azucarero Santa Isabel, el Che habló telefónicamente con el jefe del cuartel y le exigió la rendición. El militar invocó su honor profesional y rechazó la solicitud, confiado en la llegada de refuerzos de las guarniciones cercanas.
El jefe revolucionario ordenó comenzar las acciones. Previamente, había cercado los reductos enemigos: el cuartel, el teatro Barajo, los altos del hotel Florida y el centro telefónico.
Al prever la posible ayuda al enemigo, situó emboscadas en los accesos al poblado, de ahí que dispusiera de menos hombres para el asedio.
En la propia mañana del 16, se rindió el grupo del centro telefónico y el Che trasladó hacia el lugar su jefatura de operaciones e insistió en la rendición para evitar muertos y heridos.
Las posiciones enemigas cayeron y solo resistieron los fortificados en el cuartel y en el teatro. Este último, por estar situado frente al parque, dificultaba el ataque. Sin embargo, combatientes del pelotón suicida lo incendiaron la noche del 17 y lograban la rendición.
Alrededor de las cuatro de la tarde del 18 se rindió el objetivo principal; la población festejó junto a los combatientes, y los rebeldes contabilizaron el arsenal ocupado a los 141 soldados enemigos capturados.
Fomento fue la primera cabecera municipal en manos revolucionarias. Para lograrlo, entregaron sus vidas los combatientes Rolando Hernández Lemus, Daniel Readigo, Wilfredo Cabrera y Mariano Pérez. También fallecieron varios civiles por el ametrallamiento aéreo de la tiranía.
La toma del poblado, en el plano militar, representó para las fuerzas revolucionarias armar a nuevos combatientes, y demostró su capacidad para cercar, asediar y rendir guarniciones bien fortificadas.
En lo político, organizaron la administración civil del importante asentamiento urbano; garantizaron la seguridad y tranquilidad de la población, y contaron con una base de apoyo de gran valor.
Sin descansar, la tropa rebelde, mejor armada y con nuevos guerrilleros procedentes de la escuela de Caballete de Casa, partió hacia otros poblados villareños para ocuparlos en indetenibles acciones.
El Che y sus guerrilleros están presentes en cada rincón del primer municipio libre en la entonces provincia de Las Villas, que continúa orgulloso su obra.

Por Cristóbal Álamo Pérez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: